Emprendiendo- Parte 2: Emprender no es para todos


cropped-1459665698_light-bulb-1.png

Esta es la segunda parte de la serie “Emprendiendo”, si no has leído la primera parte te recomiendo que lo hagas antes de leer esta entrada.

Emprender no es para todos, emprender es solo para algunos

Esta entrada es necesaria para disuadir a aquellos que realmente no están en condiciones de emprender.
Sé que emprender es un término muy amplio pero cuando me refiero a él en este blog como el hecho de autoemplearse y además, de formas online, es decir, montar un bar puede ser una forma de emprender, pero aquí solo se hablará de montar páginas webs, negocios online, ser freenlance, vender por internet, etc. En definitiva conseguir vivir de internet, lo que casi siempre pasa por tener web propia.

¿Qué quiero decir con que emprender no es para todos?

Pues que no todo el mundo reúne los requisitos para poder emprender. Emprender no es un tema que se de en las escuelas e institutos, por eso, a diferencia de  ser un asalario no hemos sido formado para ello. Los profesores te han dicho como comportarte cuando tengas un trabajo pero nadie te ha preparado para ser tu propio jefe.

Yo he vivido durante un tiempo con una tienda online, empezando con 500€, y en mi opinión, puesto que todo esto es relativo, es necesario tener lo siguiente:

  • Tener el deseo/necesidad de emprender, de montar algo por ti mismo, de trabajar sin que nadie te lo pida ni te controle, por eso necesitas disciplina, pasión o ambas. De otro modo no aguantarías el hecho de tener que aprender constantemente cosas nuevas, modificar tu negocio para adaptarlo y por qué no, deslomarte trabajando para que este despeque, a veces con buenos resultados y otras no.
  • Ser creativo y positivo…esto es super importante para montar tu propio negocio ya sea en internet u offline, de lo contrario estarás perdido, ya que los problemas vienen uno detrás de otro. Hay personas, bueno más bien la mayoría de la gente, está educada o piensa de una forma que cuando lo sacas de su formación no sabe hacer nada, cuando emprender es en cierto sentido, lanzarse a un vacío, donde ser ingenioso y saber arreglárselas es fundamental, porque vas a tener problemas para emprender, te lo aseguro. Y solo porque no sepas hacer algo no puedes tirar la toalla, hay que luchar hasta el final.

En definitiva, emprender no es fácil, para emprender hace falta estos requisitos y más, pero como he dicho, cada persona es diferente.
¿Sigues queriendo emprender?¿Te he echado un jarro de agua fría? Sigue leyendo…

Mi primera experiencia emprendiendo

Para ilustrar lo que he dicho, voy a contar una experiencia personal, de forma resumida.
Se trata de la primera vez que emprendí, era muy muy jóven y el motivo que me llevó a emprender fue el hecho de que quería independizarme de mis padres por primera vez, además de hacerme rico, no rico en el sentido de ganar millones al año, sino de ganar lo suficiente como para montar una empresa y no tener que trabajar más o tener que trabajar solo unas pocas horas a la semana.
Condensaré mi historia en un párrafo para no aburrir:
Empecé a ganar dinero en internet, vi que lo que hacía era bastante rentable, estuve unos meses ahorrando. Llegado el momento con el dinero y la soltura ganada decidí darme de alta como autónomo e irme de casa de mis padres. Nadie me apoyó sinceramente, la mayor parte de las personas no confían en ti cuando emprendes y menos si eres jóven, suena a tópico, pero es cierto. Luego aumenté mis ingresos mes tras mes, llegando a trasnochar con frecuencia por el trabajo que urgía, este fue el mejor período, fue casi el paraíso, y el último mes, facturé casi 20.000€, ese mismo mes me cerraron mi cuenta en PayPal, de la cual dependía mi negocio, y tuve que cerrar y volver, un mes después, a casa de mis padres. FIN.

Sé que he contado la historia muy parcialmente y sin detalles, y ya la contaré con pelos y señales, pero como ves, en esta historia nada es seguro, no existes en internet y de pronto estás facturando miles de euros mensuales, ganándote un sueldo decente en apenas un abrir y cerrar de ojos, para luego tener que cerrar en seco.

Emprender es una forma de vida, es algo que tienes que querer de verdad, sino, probablemente fracases, pero entendiendo fracasar como que no volverás a intentarlo.

Porque fracasar emprendiendo es el pan de cada día, de hecho, en países como Estados Unidos, a diferencia de España, el gobierno no da ayuda a aquellos quiénes emprenden, sino, únicamente a aquellos que han emprendido, han fracasado y emprenden por segunda vez. Increíble, pero cierto y sobre todo lógico.

Al final, después de haber leído todo esto, ya debes sentir si de verdad quieres emprender o solo era un capricho, un pensamiento insidioso que te hace amar más la idea de emprender que la cruda realidad de emprender.

¿Siente que emprender es lo tuyo?

Sigue leyendo la tercera parte.

Leave a Reply